Ayudamos a este retailer de moda internacional a optimizar su oferta de vestidos gracias a TrendCurve+ de WGSN

Lady in a field wearing an orange dress

Retailer de moda internacional

Nuestro cliente, uno de los retailers de moda más grandes del mundo, estaba aumentando en exceso varias categorías de ropa de mujer en 2020, incluyendo vestidos, camisas y monos.

En comparación con el mercado, no estaba ofreciendo suficientes jeans de cintura alta, vestidos acampanados y tops de punto. Utilizando el modelo TrendCurve+ de WGSN, tomamos una de estas áreas problemáticas, en concreto los vestidos, y logramos pronosticar el retroceso de la categoría y minimizar los riesgos, pues identificamos cuáles eran las tendencias correctas. 

Person wearing dress reaching in the air

A partir del modelo de TrendCurve, analizamos la dinámica general de la categoría de vestidos para nuestro cliente y revisamos el tamaño de su surtido en comparación con la competencia y el mercado.

Tras profundizar en las tendencias clave que estaban cambiando la categoría, destacamos las oportunidades para alejarse de ciertos estilos e invertir en otros. El análisis de los datos de las redes sociales y las pasarelas brindó más información sobre cuándo y cómo las tendencias específicas tendrían éxito en su grupo de consumidores.

Resultados

En base a este análisis, WGSN hizo cuatro recomendaciones clave:

Disminuir el porcentaje de vestidos 
Recomendamos esta acción ya que la pandemia había provocado cambios en la oferta de ropa de mujer y había afectado a categorías de alto rendimiento, como los vestidos. Los consumidores habían centrado su atención en las prendas de corte y confección, la ropa deportiva y de descanso.

Reducir las mangas abullonadas
Las mangas abullonadas han alcanzado un punto crítico, por lo que recomendamos a nuestro cliente que redujera la cantidad y variedad de estas compras, pues la tendencia iba perdiendo fuerza. Sugerimos que se centrara en versiones interesantes y en una gama cuidadosamente escogida.


 

Adaptar la oferta de vestidos
Recomendamos un giro hacia los estilos acampanados y para todo tipo de ocasiones. Sugerimos que favoreciera las prendas versátiles y sin temporada definida para mejorar el costo por uso y responder a la contracción del gasto.

Invertir en ropa de descanso y leggings
Las categorías sin temporada definida y centradas en la vida hogareña, la salud y la comodidad ganaron terreno, ya que el confinamiento impulsó el interés por la ropa deportiva y de confort. Recomendamos a nuestro cliente que desarrollara productos diferenciados para esta categoría en rápida expansión.